Blog

Actualízate en las tendencias del consumidor aplicables a Empaques y Bienes de Consumo

La industria de los empaques pasa por una situación compleja, alimentada principalmente por nuevas expectativas por parte de los consumidores e incluso de los gobiernos. En general, se ha vuelto necesario hacer cambios de base en los materiales más comúnmente usados en la industria.

Esenttia, por su parte, se ha enfocado en alimentar proyectos basados en el desarrollo de una economía circular, como la fabricación de masterbatch, polipropileno y polietileno más fáciles de reciclar junto con el desarrollo de biopolímeros.

Todo esto, teniendo en cuenta 10 tendencias globales que resaltan para este año, tanto para consumidores como para empresas:

 

Inquietos y rebeldes

Los consumidores han sufrido una crisis de confianza en la información, ya no saben qué creer y qué información filtrar. Adicionalmente el consumidor siente desconfianza en el liderazgo, específicamente en la clase gobernante y por esto  se crean teorías conspirativas alimentadas por la dificultad de filtrar información.

Esto genera una oportunidad para toda aquella industria comprometida con ser referente de información de calidad, confiable y de primera mano. Así mismo  se vuelve necesario entonces preparar con antelación planes de contingencia, en especial para cuidar las cadenas de suministro en caso de revueltas.

 

Sacudidos y revueltos

La pandemia reconstruyó las costumbres y hábitos de la sociedad.  Se restringieron las experiencias y se convivió con altos grados de estrés mientras se extrañaba la normalidad de la vida pre-pandemia.

Por eso, las necesidades y valores de las personas han cambiado, le dan más prioridad a la salud mental y al papel que realmente quieren cumplir en el mundo. Incrementa así mismo  la necesidad de organizar las finanzas, encontrar un trabajo satisfactorio y pasatiempos que genuinamente aporten a sus vidas. Esta situación sugiere una oportunidad para marcas y empresas especializadas en entretenimiento o de artículos para desarrollar actividades en casa.

 

Ahorradores reflexivos

El consumidor es ahora más consciente que antes, sabe que es conveniente dar mayor importancia al ahorro o la inversión en pro de evitar inconvenientes inesperados como sucedió con la pandemia. Esto ha llevado a que disminuyan las compras impulsivas: Los consumidores piensan y se informan más y mejor antes de hacer una compra, tanto por razones económicas como por razones de sustentabilidad.

Por tanto es recomendable que la industria invierta más atención a la relación calidad-precio a la par que se desarrollan estrategias y herramientas que mejoren y faciliten la experiencia del cliente, como lo pueden ser descuentos o innovaciones en los canales de venta y suministro.

Finalmente, esto ha demostrado que los productos esenciales son los menos vulnerables en tiempos de crisis, por lo que es importante que la industria se mantenga actualizada y competitiva con estrategias y materiales de calidad.

 

Obsesionados con la seguridad

Aunque la pandemia ha menguado, aún es un factor relevante en el día a día. Hay temor a la infección, se evitan multitudes y hay mayor conciencia sobre microorganismos. Este temor aceleró un proceso que ya se venía dando en donde los puntos comerciales buscaban alternativas de pago para evitar el contacto físico.

Surgen ciertas oportunidades en cuanto a empaques a partir de esta tendencia: Los empaques ayudan a mantener la integridad y bioseguridad de los productos e incluso pueden incorporar masterbatch antibacterianos y virucidas.

 

Anhelando la conveniencia

El cliente quiere que los canales de compra y comunicación con las empresas sean lo más sencillas y accesibles posibles. Buscan seguridad, garantías en stock, menores tiempos de entrega y que en aquellos casos en los que surjan dificultades, la empresa informe con eficiencia. En líneas generales se busca que se forme una especie de relación de calidad entre ambas partes.

Ante estas expectativas se vuelve necesario que las empresas fortalezcan su presencia digital junto con modelos híbridos entre lo digital y lo presencial. En resumen, generar herramientas que permitan que el consumidor se mantenga informado fácilmente.

 

E-commerce

La pandemia aceleró el proceso de crecimiento del e-commerce, y por su parte se vuelve necesario que los empaques ofrezcan suficiente variedad y multifuncionalidad para poder transportar distintos tipos de productos, que varían su tamaño, peso, valor y características en general.

También es recomendable que los empaques aporten valor a la relación entre el cliente y la marca: Permitiendo la conexión con aplicaciones, redes sociales, realidad aumentada o con lo que sea necesario para aprovechar el empaque y generar engagement o lealtad de marca.

 

Realidad “digital”

La tecnología permitió que la gente se acercara a lo que estaba lejos, desde herramientas básicas que permitían videoconferencias o videojuegos hasta instrumentos de realidad virtual que ofrecían un pequeño respiro a la cotidianidad de los mismos espacios de siempre.

Ámbitos que tradicionalmente no podían desarrollarse de manera remota, como las consultas médicas, la educación, el trabajo o algunos hobbies podrán ser desarrollados o cuánto mínimo complementados con herramientas digitales permitiendo que eventualmente se distinga mejor qué escenarios requieren de presencialidad y cuáles no.

Esto aumentará la importancia de contar con herramientas que permitan desarrollar hobbies en casa casi tanto como la de contar con computadores potentes pero que al mismo tiempo reduzcan su impacto medioambiental.

 

Jugando con el tiempo

Nuevas tendencias como el e-commerce o el trabajo remoto permiten que las personas cuenten con un poco más de tiempo libre ya que se emplea menos tiempo en transporte a la par que se abre la posibilidad de adquirir productos en cualquier momento. En consecuencia, se vuelve necesario desarrollar cierta creatividad para usar este tiempo libre que alimenta así mismo el desarrollo de actividades recreativas.

En cuanto a la industria, se recomienda que ahora que la gente pasa más tiempo en su hogar se replanteen algunos productos y servicios que actualmente están más enfocados en modelos de vida presenciales.

 

Oasis al aire libre

La “post pandemia” ha llevado a que se valore más el estar fuera de espacios cerrados, la gente está dispuesta a arriesgar un poco más con tal de volver a tener contacto humano y esto ha llevado a que muchos negocios como restaurantes, pasatiempos y hoteles ofrezcan sus servicios al aire libre o con métodos de ventilación.

Así mismo, ha aumentado la población que se plantea vivir lejos de los grandes centros urbanos, dando prioridad a espacios más amplios y cercanos a la naturaleza. Esto se da gracias a varios fenómenos derivados de la pandemia y los cambios tecnológicos, como el auge del trabajo remoto, la creciente preocupación por la salud mental y las necesidades medioambientales.

Claramente de estas tendencias se beneficiarán aquellas empresas capaces de ofrecer recreación o vivienda que se adapten a esta necesidad de compartir y socializar pero en entornos seguros.

 

Reconstruyendo para mejor

Muchas de las empresas que padecieron la pandemia y lograron sobrevivirla, han optado por renovarse a partir de las piezas que quedaron de aquello que cayó. Esto les ha permitido adaptarse a nuevos requisitos que exige la industria y la sociedad moderna.

La gente valora aquellas empresas que van más allá y toman compromisos con causas que consideran justas y necesarias. Se espera más de las empresas, pues ahora un buen producto ya no es suficiente y se vuelve no solo un extra sino también una necesidad el incurrir en temas sociales y ambientales.

También es importante para las empresas ofrecer alternativas de comunicación que se adapten al consumidor ya que no todos se sienten cómodos con los mismos formatos o canales. El 68% de los consumidores mayores de 60 años prefiere ser atendido por representantes humanos, por ejemplo.

En conclusión, se puede ver que toda la cadena de producción, desde la recolección de materias primas, pasando por la industria transformadora que genera polietileno, polipropileno o masterbatch hasta el consumidor final, necesitan hacer cambios drásticos que les permitan adaptarse a las nuevas tendencias que han surgido tanto por el auge tecnológico como por la pandemia.

 

Si deseas conocer más sobre la industria de los empaques y los detalles técnicos de los productos de Esenttia, te invitamos a ver nuestra conferencia sobre el tema, haciendo click aquí