fbpx

Rafael Ignacio Dickson Cassab: el súper embajador del reciclaje

La problemática ambiental actual es resultado de la incorrecta disposición de residuos, de no promover valores, estrategias, actitudes, hábitos, comportamientos y acciones que contribuyan con la protección del medio ambiente. Frente a este panorama, que parece sombrío, en temas de reciclaje de residuos, como el plástico, Rafael Ignacio Dickson Cassab se ha convertido en un referente y ejemplo: lo que inició como una iniciativa interna pasó a ser un oficio que se expandió fuera de ella gracias a la incesante labor de ‘Rafa’ y otros colaboradores de
Dickson Cassab nació en Montería, pero se crió en Cartagena, ciudad que le abrió las puertas en 1961, cuando llegó acompañado de sus padres y hermanos. Es Ingeniero Industrial y actualmente trabaja en Esenttia, donde se desempeña como Analista de Materiales.

Todo comenzó en el marco de una campaña de Esenttia llamada PlastiTON, que retaba a todos los funcionarios a recaudar 1.500 kilogramos de residuos plásticos (como tapas, bolsas, botellas, empaques…) durante un mes. Esta cifra se superó antes de lo pensado y permitió crear el hábito de separar para recuperar los residuos plásticos, en funcionarios y sus familias.

«Nuestros colaboradores han creado el hábito de separar los residuos de sus casas y vecindarios, y traerlos a Esenttia para darles una nueva vida útil. Soñamos con ver esta escena en toda Cartagena y Colombia, por eso enseñamos con el ejemplo. Invitamos a otras empresas a que se sumen a esta campaña. ¡Todos podemos aportar a la transformación sostenible de la sociedad!», manifestó Carlos José Crismatt, Gerente de Relaciones Corporativas de Esenttia, quien se refiere a «Rafa» como uno de nuestros «súper embajadores del reciclaje», pues con su labor, no solo ha evitado que cientos de kilogramos de residuos plásticos lleguen al mar, sino que ha incentivado a más personas, amigos y compañeros de trabajo, a participar en jornadas de recolección de residuos en diferentes lugares de la ciudad por cuenta propia.

Cuando Esenttia comenzó esta campaña de la PlastiTON, en diciembre, Dickson inmediatamente se planteó una meta personal que consistía en recuperar los envases y demás residuos plásticos, con la idea de que tal tarea aportaría a la sostenibilidad de la empresa, a la sociedad y el planeta. «Anteriormente, las compañías solo pensaban en la calidad como el gran atributo para ofrecer al cliente; luego, empezaron a ser competitivas por precio y servicio; sin embargo, en el mundo de hoy, lo más importante es asegurar la sostenibilidad, debemos ser actores responsables en el cuidado del planeta, como empresa y como personas», expresa Rafael.

La rutina diaria de recolección de Rafael empieza una vez termina su rutina de ejercicios cada tarde. ‘Rafa’ ha establecido dos rutas principales que realiza a pie: la primera es del gimnasio, en Los Ejecutivos, directo a su casa, en El Cairo, pasando por la calle principal de Escallón Villa. La segunda va desde el gimnasio hacia La Castellana. Ya muchos lo conocen, de hecho, gracias a esta labor, forjó lazos de amistad con personas que lo llaman para regalarle botellas y, de paso, le agradecen por su entrega y compromiso con el entorno.
Los fines de semana, cuando despierta, aproximadamente a las 5:30 a.m., hace un recorrido por el parque ubicado cerca de su casa, y llega a la confitería más cercana, donde también le guardan todos los envases plásticos que recogen a diario. Además, trata de ir al Centro Histórico y al Mercado de Bazurto por lo menos una vez a la semana, teniendo en cuenta que se trata de puntos muy frecuentados y donde fácilmente es posible hallar este tipo de residuos.

Cuenta que la mejor ruta es la que parte de El Cairo hacia La Castellana, ya que al ser una zona bastante comercial, le permite recolectar un buen número de residuos plásticos. La del Hospital Universitario es muy buena también, por ello busca ir un día de por medio.
¡A veces, llega a su casa hasta con tres bolsas grandes llenas! No busca retribución alguna, por el contrario, su mayor pago ha sido la felicidad de los recicladores y lClasificación
En el proceso de selección es muy ordenado; lleva los envases en bolsas, las sella, las pesa y finalmente, las asegura en una habitación que tiene en su casa exclusivamente para almacenar estos productos reciclables. A veces, logra juntar en una jornada hasta tres bolsas de gran tamaño. Las cifras de botellas de plástico son, en promedio, de 100 y 110 kilogramos semanales, y aproximadamente 400 kilos mensuales.
En sus inicios, Rafael llevaba a la empresa todos los envases que lograba recoger, donde eran pesados y luego transportados al Centro de Acopio Cartagena Amigable, ubicado en Torices. Sin embargo, fue tan grande su empeño, que el número de kilos de residuos aumentaron, a tal punto que ya no podía por sí solo llevarlas a la compañía, por lo que el centro de acopio le suministró un camión, que llega todos los miércoles en la noche a su casa en busca de los materiales plásticos aprovechables.

El mensaje de Rafael a través de sus acciones es claro y refleja el sentido de pertenencia que tiene por el planeta. Su entrega y convicción lograron contagiar a particulares y a empresas del sector privado; esto, indudablemente, sienta un precedente que permite forjar una pedagogía ambiental, más aún cuando el equilibrio del entorno se ha visto debilitado, así como la calidad de vida de muchas especies que se encuentran en condiciones desfavorables como consecuencia de las malas prácticas del ser humano.
«Es importante dejar a un lado la estigmatización existente sobre las personas que reciclan. Hay una problemática social que debe combatirse. Invito también, a todas las empresas a que realmente se preocupen por el tema de la sostenibilidad y del medio ambiente. Es esencial entender que la empresa nunca va a sobrevivir si el planeta no sobrevive. La empresa debe cuidar el entorno para que pueda ser sostenible», enfatizó Rafael, quien ha demostrado que no hay excusa para no reciclar.

Por ti, por mí, por el futuro, ¡¡Recicla!!!
Esenttia ha logrado recolectar más de 18.000 kilogramos de residuos plásticos entre todos los colaboradores de esta empresa. Sin embargo, la campaña se ha difundido por toda la ciudad; otras empresas en Mamonal, proveedores y clientes de Esenttia se han sumado a la PlastiTON, donde ha sido importante la transferencia de metodología por parte de Esenttia. En el Centro de Acopio Cartagena Amigable, por ejemplo, se realiza un acompañamiento psicosocial para enseñar que esta labor es estratégica, esencial y aporta mucho al entorno.

Conoce más sobre Economía Circular en las redes sociales: @Esenttia.
Nota publicada en El Universal

Si estás en Cartagena, puedes contactar al Centro de Acopio Cartagena Amigable para reciclar: http://www.centrodeacopiocartagena.com/