Blog

Tendencias de Empaques según las ferias más importantes de la industria

Las tendencias están en constante evolución, y dos ferias destacan en la industria hacia nuevas fronteras de innovación en el sector de Empaques.

El primero de estos eventos es Pack Expo Internacional, una exposición de empaques que se desarrolla en Estados Unidos cada año, alternando entre las ciudades de Chicago y Las Vegas. Esta feria, la más grande en América, ejerce una influencia notable en la industria al enfocarse en novedades de diseño y presentar una ventana a la estética de vanguardia.

El segundo pilar de inspiración es la Feria Interpack, un evento que se celebra cada cuatro años en Alemania y se establece como la feria de empaques más grande y diversa del mundo. Abordando temas desde los avances en materiales hasta las tendencias emergentes en diseño y funcionalidad, Interpack encapsula las corrientes esenciales que moldean la dirección del campo de los empaques. Juntas, estas ferias nos brindan un panorama completo de las tendencias y avances más relevantes en envases.

 

5 tendencias principales en el sector de empaques

Captar la atención del consumidor:

  • Diseñar un envase que funcione como un agente de venta silencioso, capaz de estimular la intención de compra de los consumidores por sí solo, mientras ofrece información precisa acerca del producto, incluyendo sus ingredientes y composición general, de manera que permita identificar y entender qué es el producto.
  • Emplear la estética como un recurso para destacar el producto en los puntos de venta.
  • Simplificar el proceso de compra para una experiencia más conveniente.

Activar la funcionalidad:

  • Concebir envases que vayan más allá de la mera protección, enfocándose en la practicidad y comodidad de uso, así como en la facilitación del transporte y consumo del producto. Estos empaques deben ser diseñados pensando en la experiencia del consumidor, garantizando que el proceso de acceso al producto sea simple y sin complicaciones.
  • Promover un mayor aprovechamiento del contenido.
  • Priorizar la conveniencia del consumidor al utilizar el producto.

Renacimiento del reuso:

  • Fomentar la reutilización mediante la concepción de productos y envases que inspiren su prolongado uso, reduciendo de esta manera la generación de residuos y contribuyendo al cuidado del medio ambiente. Estos diseños innovadores deben incentivar a los consumidores a apreciar y aprovechar la vida útil extendida de los productos, alentando una cultura de sostenibilidad y responsabilidad ecológica. Esta iniciativa no solo disminuye la cantidad de desechos, sino que también promueve la eficiencia y el ahorro de recursos a largo plazo.

Circularización de los plásticos:

  • Abrazar la circularidad como un principio fundamental en la concepción de productos y envases desde la etapa inicial de desarrollo. Esta estrategia implica diseñar con la reutilización, el reciclaje y la reducción de desperdicios en mente, con el propósito de crear un ciclo continuo de utilidad y minimizar el impacto ambiental.
  • Transmitir mensajes de sostenibilidad basados en evidencia científica, que informen a los consumidores de las prácticas eco-amigables utilizadas en la producción y el uso de los productos. Estos mensajes, respaldados por datos y resultados comprobables, no solo generan confianza en la marca, sino que educan y motivan a los consumidores a tomar decisiones informadas y responsables en su consumo, contribuyendo así a un planeta más saludable y sostenible.

Conexiones con significado:

  • Aprovechar el potencial del empaque como una herramienta de identidad de marca, permitiendo establecer un vínculo sólido con el consumidor al comunicar los valores y la visión de la empresa de manera efectiva. Este enfoque no solo fortalece la percepción de la marca, sino que también facilita la transmisión de mensajes estratégicos y responsables.
  • Emplear la digitalización como un medio para potenciar la reciclabilidad y mejorar la interacción con la tecnología. Por ejemplo, la implementación de códigos QR puede facilitar la trazabilidad de los productos, permitiendo a los consumidores obtener información detallada sobre los empaques y su reciclaje de manera eficiente. Esto no solo aumenta la transparencia, sino que también contribuye a una gestión más efectiva de los envases al final de su vida útil, promoviendo así una economía circular más sostenible.

 

La estética en los empaques

En los supermercados, donde un consumidor se enfrenta a 60,000 SKUs y toma decisiones en cuestión de segundos, destacar estéticamente se convierte en un factor clave. Según un estudio de Aldasbrand, en promedio, después de 3 segundos en los estantes, los consumidores hacen su elección. Para lograr este impacto, es esencial considerar una combinación cuidadosa de elementos: colores y formas que capten la atención, efectos y acabados, tipografías que comuniquen claramente, ilustraciones que presenten los ingredientes de manera atractiva e incluso efectos visuales que generen una experiencia multisensorial. Este enfoque no solo resalta el producto, sino que también influye en la rapidez con la que un consumidor se conecta con él y toma una decisión informada de compra.

 

La conveniencia: un elemento imprescindible en el diseño de empaques

Abordado desde tres perspectivas clave: portabilidad, usabilidad y aprovechamiento del producto. En términos de portabilidad, avances como el “bag in box” y el “barrel pouch” amplían las posibilidades de los empaques flexibles, reemplazando bebidas en botellas tradicionales con válvulas dispensadoras para prolongar la vida útil y maximizar la protección de barrera. La usabilidad en los empaques se centra en la creación de envases que no solo sirvan para contener y proteger el producto, sino que también mejoren la experiencia del consumidor al utilizarlo. Esto implica un diseño pensado en la facilidad de apertura y cierre, la comodidad en el manejo del producto, la claridad en las instrucciones de uso y la capacidad de mantener el producto fresco o en buen estado durante su vida útil. Los empaques con usabilidad eficiente buscan simplificar la vida de los consumidores, reduciendo la frustración asociada con la apertura y el acceso al producto. La usabilidad se manifiesta en soluciones como dispositivos nutricionales para pacientes, los cuales llevan la nutrición directamente a la sonda o tubo de alimentación, facilitando la alimentación y el acceso al contenido.

En cuanto al mayor aprovechamiento del producto, la innovación brilla al lograr un aprovechamiento del 100% del empaque. Esta se enfoca en diseñar envases de manera que se optimice la utilización completa del producto contenido en su interior. Esto implica considerar aspectos como la reducción de residuos o desperdicio, el diseño de envases que permitan un fácil acceso a la totalidad del producto, y la incorporación de tecnologías que aseguren su frescura y calidad a lo largo de su vida útil. Los empaques que siguen esta tendencia buscan garantizar que los consumidores obtengan el máximo valor de cada unidad de producto que adquieren, ya sea a través de soluciones de dosificación precisa, o envases que faciliten el vaciado completo del contenido, como por ejemplo, sacos herméticos de PP, empaques de cemento que permitan el aprovechamiento total al sacar el contenido, o boquillas dispensadoras de alta precisión.

 

La sostenibilidad como la promesa de valor en la producción de empaques

Impulsando soluciones que tienen como objetivo la reutilización, los recerrables y resellables se establecen como ejemplos notables al reducir el desperdicio, mantener las propiedades de barrera y prolongar la vida útil del producto. El concepto de rellenar, está en consonancia con esta tendencia al ofrecer varios usos de un solo empaque original.

Además, el uso inteligente de materiales, como el monomaterial, presenta soluciones sostenibles que mantienen la integridad de la barrera. Los esfuerzos colectivos de la industria para lograr empaques más reciclables también se reflejan en la integración de materiales hechos de PCR reciclables.

En busca de minimizar la utilización de recursos naturales y fomentar un ciclo sostenible, es necesario implementar la circularidad como pilar esencial en la fabricación de empaques. Una de las tendencias observadas son las válvulas 100% reciclables para alimentos y bebidas, reflejando un compromiso con la reutilización de materiales. Además, envases y pouches reutilizables llevan esta filosofía un paso más allá, permitiendo a los consumidores volver a utilizar los empaques en el congelador, microondas o lavavajillas, creando un círculo completo de reutilización.

 

Conectar con los consumidores en el marco de la digitalización

La digitalización no solo se alinea con la circularidad, sino que también ofrece oportunidades innovadoras. Los códigos QR permiten el rastreo del empaque y las marcas de agua en etiquetas IML transmiten autenticidad y optimización de las materias primas, al mismo tiempo que facilitan el seguimiento y clasificación del material. En paralelo, las empresas también están implementando tecnologías que conectan los empaques con los dispositivos móviles, brindando a los consumidores experiencias innovadoras y que les permita fortalecer su relación con la marca. Estos ejemplos ilustran cómo el mundo digital se integra en el universo de los empaques para crear una conexión más profunda y significativa con los consumidores.

 

Comunicar para informar y para generar compras

En conclusión, el mundo de los envases se manifiesta como un poderoso canal de comunicación que requiere autenticidad y veracidad en su mensaje. Mientras que la estética juega un rol crucial en el mundo de los empaques, la apariencia debe ser respaldada por cifras y datos concretos en lugar de depender únicamente de la subjetividad. Los envases no solo deben atraer, sino también funcionar de manera práctica en el uso y transporte, agregando un valor tangible a la experiencia del consumidor. La sostenibilidad se erige como el faro guía en este recorrido, donde el diseño se alinea con la circularidad para crear una cadena de valor coherente.

En este camino hacia la conexión y claridad, es esencial demostrar la utilidad del plástico a través de hechos y pruebas tangibles, fortaleciendo así la confianza del consumidor en un mundo donde los envases se convierten en mensajeros de la sostenibilidad y la autenticidad.

 

Descubre más sobre las Tendencias de Empaques, haciendo clic aquí

Gov

Conoce GOV.CO aquí